siga la vaca
siga la vaca logo
La historia de Siga La Vaca se remonta a 1993, cuando un grupo de emprendedores vinculados a la industria de la carne apostó al proyecto que, en poco más de una década, cambiaría para siempre la gastronomía argentina. La idea expresada por primera vez en el pequeño salón fundacional del kilómetro 40 de la ruta Panamericana, con capacidad para 50 personas, se convirtió, con esfuerzo, creatividad y tiempo, en el concepto de una de las principales cadenas de restaurantes de la región, con el mejor trato, la mejor calidad y el mejor precio como objetivos prioritarios. El innovador sistema 'todo incluido' aplicado a la principal tradición gastronómica argentina, el asado, elaborado con las mejores materias primas del mercado y ofrecido a un precio fijo, sin sorpresas ni costos ocultos resultaron clave a la hora del reconocimiento de nuestros clientes argentinos y extranjeros.Inaugurado en 1993, el primer local creció hasta ser capaz de recibir, a más de 300 personas. Luego, en 1996, inauguramos nuestra sucursal San Isidro, sobre la calle Dardo Rocha, con capacidad para 350 personas. Pero fue nuestro desembarco en Puerto Madero el dato que selló el pacto con argentinos y extranjeros: inaugurado en 1999, es el buque insignia de la cadena, con 450 cubiertos simultáneos.